Esta web utiliza cockies propios y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferéncias, además de otras tareas. Si continua navegando entenderemos que accepta nuestra Política de privacidad.

Acepta Más información
n° visitas: 65292   |    |  Aviso legal

 


Hagamos un pequeño experimento…
¿Qué sientes cuando abres tu armario?
Satisfacción, bienestar, paz… ¿o estrés i ganas de salir corriendo?
Para los que siempre vamos escasos de tiempo mantener nuestra casa en orden es básico. Tener un armario bien distribuido, unos cajones espaciosos o, por ejemplo, un mueble adecuado para poner los zapatos está comprobado que incluso puede influir en nuestra salud.
Ahora te lo explico:
¿Conoces el Feng Shui?
Seguramente esta palabra te sonaráporque últimamente se ha puesto de moda pero no te asustes, aunque quizás te parezca esotérico, no se trata de nada extraño ni supersticioso.
El Feng Shui procede de China, unos dicen que es una ciencia y otros que es una filosofía… ¡no importa! lo principal es que nos enseña cómo podemos crear ambientes positivos, equilibrados y armoniosos en nuestras casa o lugares de trabajo, mejorando así nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.
Hay una frase muy significativa que dice: “como está tu casa estás tú” y es que se ha comprobado científicamente que lo que pasa por nuestra mente lo proyectamos al mundo físico y viceversa, los cambios positivos en nuestro entorno producen cambios también positivos en nuestra mente.
¿Te gustaría aplicar el Feng Shui a tu casa o a tu lugar de trabajo?
Quizás te estas preguntando: “Sí, pero ¿cómo puedo empezar?”
Pues hay 3 cosas generales que son fundamentales:
  • Vaciar: Todos guardamos cosas en mal estado, que no funcionan o que no utilizamos hace tiempo. El Feng Shui recomienda que nos desprendamos de ellas porque son energía estancada e impiden la entrada de nueva energía.
Si tienes cosas que están en buen estado pero no las utilizas y te sabe mal deshacerte de ellas piensa que quizás a alguien le pueden hacer falta. ¡Sencillamente se las puedes regalar!
  • Limpiar: Hacer una limpieza a fondo física y también energética. La limpieza energética se puede hacer con incienso de salvia blanca, romero, palosanto o sándalo. Las baldosas, suelos y puertas se pueden limpiar con vinagre blanco al igual que los cristales y espejos. También es importante aspirar el polvo de alfombras y sillones.
Después abre puertas y ventanas para que la energía se renueve y entre la luz del sol.
  • Ordenar: Se han hecho comprobaciones científicas que demuestran que cuando estamos en un sitio ordenado, limpio y agradable nuestro cerebro reacciona segregando serotonina y oxitocina que son hormonas del relax y el bienestar, esto hace que nos sintamos más serenos, pensemos con más claridad, nuestra mente se calme y estemos más alegres y productivos.
Ahora que pasamos del invierno a la primavera es un buen momento para poner en práctica estos principios. ¡Ponte en marcha!
¡Ah! Y un consejo final: ¡No lo quieras hacer todo en un día! ¡La gracia está en disfrutar mientras lo haces!
Y…. si necesitas nuestra ayuda, ¡aquí estamos! Contacta con nosotros o mira nuestra web o nuestro Facebook y verás todas las novedades en armarios, accesorios, cajoneras, zapateros, etc. que además de ser majísimos, están bien ideados para que puedas poner cada cosa en su lugar.
¿Te ha gustado nuestro blog? Síguenos. Más adelante, mucho más.